INGREDIENTES

1 cabeza pequeña de brócoli

5 cucharadas aceite de oliva virgen extra

Sal

500 g de masa de pizza

2 tazas de mozzarella rallada baja en humedad

1 taza de requesón fresco

½ taza de queso parmesano rallado  (y otra ½ taza para servir)

½ cucharadita Hojas de pimienta roja

1 diente de ajo grande

1 limón

½ taza de hojas de albahaca

1 huevo grande

Salsa marinara en jarra (para servir)

ELABORACIÓN

– Precalentar el horno a 400 °.

– Recorte el extremo del tallo de 1 cabeza de brócoli, luego use un pelador de vegetales para quitar el exterior espeso y leñoso del tallo. Corte en trozos gruesos toda la cabeza de brócoli en trozos de 2 cm aprox

– Mezcle el brócoli en una bandeja para hornear con 3 cucharadas de aceite de oliva; sazonar generosamente con sal. hornear 10 minutos sacar revolver y hornear otros 10 minutos. Dejar enfriar

– Mientras el brócoli se asa, retire 500 g de masa de pizza del refrigerador y deje reposar a temperatura ambiente (esto hará que sea más fácil de estirar). Divida en 4 partes iguales y cubra holgadamente con una envoltura de plástico.

– Mezclar 2 tazas de mozzarella, 1 taza de requesón, ½ taza de queso parmesano y ½ cucharadita de hojuelas de pimiento rojo en un bol mediano. Pelar 1 diente de ajo picar y añadir, luego añadir la ralladura de cáscara de 1 limón  (guarde el limón restante para otro uso).

– Apilar ½ taza de hojas de albahaca una encima de la otra y enrollar en forma de cigarro. Cortar las hojas en forma transversal lo más finas posible. Agregar los trozos de albahaca al bol.

– Sazone la mezcla con sal, luego añada el brócoli asado. Revolver con una espátula flexible.

– Untar con aceite lasuperficie de la bandeja o asador para hornear. Batir 1 huevo en un tazón pequeño con un tenedor.

– Extienda la masa (hacer los cuartos de uno en uno) sobre una superficie limpia y seca y preparar una base de 20 cm. Untar con huevo alrededor del perímetro de la masa. Coloque una cuarta parte de la mezcla de queso en un lado de la masa.

– Dobla la mitad vacía de la masa sobre el relleno y presiona firmemente todo el borde para sellar los dos lados y hacer una forma de media luna. Presione muy firmemente para evitar que los calzones se abran durante la cocción. Repita con los trozos restantes de masa y relleno.

– Una vez cerrados untar con huevo por los dos lados.

– Hacer un doblez final alrededor de cada calzone: doblar el borde exterior 1,5 cm hacia arriba y sobre sí mismo, pellizcando con fuerza para sellar.

– Hornear hasta que la masa esté dorada por todas partes (si tenemos el horno a 400 º C, 8 – 9 minutos aprox. Sacar y depositar en una rejilla. Hacer un pequeño agujero con la punta de un cuchillo en cada calzone para dejar escapar el vapor.